SEGUIDORES

Buscar este blog

martes, 4 de octubre de 2011

MALTRATO Y ABUSO SEXUAL EN NIÑOS Y ADOLESCENTES PARTE III - PROGRAMA INFAMILIA

Atención familiar para situaciones de violencia y maltrato infantil o abuso sexual (SIPIAV)

 

Para atender situaciones de maltrato físico y/o abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes, la Dirección Nacional Infamilia del Ministerio de Desarrollo Social generó un espacio de asistencia altamente especializado para el diagnóstico y tratamiento de los niños, adolescentes y sus familias. El objetivo es lograr una reducción de la reincidencia en comportamientos violentos en las familias y una mejor socialización de los niños, buscando especialmente, cuando correspondiese, su inserción en centros educativos.

Infamilia ha apoyado el trabajo, desde el año 2005, de tres organizaciones de la sociedad civil que fueron seleccionadas por llamado público, para brindar asistencia especializada y tratamiento de los niños o adolescentes y sus familias víctimas de maltrato o abuso sexual. Adicionalmente se trabaja para mejorar las capacidades de las instituciones públicas que operan en las zonas donde el Programa tiene influencia directa para la captación y derivación de casos de maltrato o abuso sexual.

En este sentido, las organizaciones seleccionadas implementan el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los niños que son derivados en forma coordinada, a través de los distintos organismos de ejecución del Programa de Montevideo y Área Metropolitana, con un enfoque integral en la familia y en coordinación con diferentes servicios sociales que puedan encontrarse involucrados (salud, educación, etc.).

Con un protocolo común de intervención, Infamilia desarrolló una estrategia de sensibilización y capacitación para docentes de educación primaria, secundaria y técnica. Este protocolo recaba aspectos tales como la presentación de la problemática del maltrato infantil y abuso sexual, detección e identificación oportuna de casos y mecanismos de derivación.


Abordajes sistémicos

Durante el año 2005 se atendieron 300 núcleos familiares en Montevideo y Área Metropolitana, mientras que en 2006 fueron atendidos 515 niños y sus familias víctimas de maltrato.

Con el objetivo de construir un sistema para el abordaje institucional de la problemática de violencia y maltrato contra niños y adolescentes, se acordó en 2007 entre varias instituciones, la implementación de un "Sistema Nacional Integral e Integrado de Atención contra la violencia de niños, niñas y adolescentes" (SIPIAV). Las instituciones que suscribieron fueron: el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

En 2008, el SIPIAV presentó un informe de gestión dando cuenta de los logros alcanzados al momento. Entre ellos se destacó: la difusión de Protocolos de Intervención de INAU y Mapas de Rutas en todos los centros, dependencias y Jefaturas Departamentales de INAU, Escuelas, Centros CAIF, Comisarías, y centros de Salud del MSP; al tiempo que se realizó una campaña de difusión para la de folletería sobre la temática. Adicionalmente, se realizaron jornadas de intercambio multidisciplinario sobre abuso sexual hacia niños y adolescentes, y se realizaron distintas capacitaciones a operadores de INAU en los centros que recepciona y abordan situaciones de violencia sobre manejo de software de maltrato y abuso sexual.

En cuanto a los centros de atención que venían funcionan en Montevideo y Canelones, en las localidades de Las Piedras, Barros Blancos y Toledo, se abrió un nuevo Centro de Referencia Familiar en Ciudad de la Costa (INAU-MSP) para la atención de estas situaciones.

Conocer la realidad para actuar

El primer trabajo en relación con la magnitud de la problemática en el país fue realizado por Infamilia y publicado en 2008 bajo el nombre de "Estudio de Prácticas de crianza y resolución de conflictos familiares: Prevalencia de Maltrato contra niños, niñas y adolescentes", el cual se caracteriza por ser una estrategia posible para dimensionar el fenómeno de la violencia en Uruguay.

El estudio da cuenta de que el 53,7% de los adultos entrevistados declaró haber agredido físicamente al niño o adolescente de referencia a alguna de las modalidades que registró el estudio (maltrato psicológico, físico moderado y físico severo).

Las situaciones de maltrato infantil se constatan en todos los sectores sociales. Cuando se discrimina por tipo de violencia se encuentra que hay mayor prevalencia general de maltrato psicológico en los hogares de nivel socio-económico alto (43,1% frente a 27,3% en los hogares de nivel medio y 17,4% en los de nivel bajo). En contraposición, se registra mayor prevalencia general de violencia física en los hogares más desfavorecidos socialmente (15,7% de violencia física severa o muy severa frente a 13,6% en los hogares medios y 9,2% en los hogares de nivel socioeconómico alto).

El estudio revela una prevalencia general del 74,4% y una prevalencia crónica del 58,5%. Esta cifra crece a 63,3% cuando se trata de niños en edad escolar (6 a 11 años).

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario