SEGUIDORES

Buscar este blog

sábado, 9 de julio de 2011

DIAS DE LOS ABUELOS EN JUNIO

19 de Junio
Día del Abuelo

 

En el viejo baúl de los recuerdos nos encontramos con algunas páginas que marcaron a fuego la época dorada de los abuelos, donde terminaban por lo general las "furiosas" reprimendas de los padres.

Cuantos rezongos paternales finalizaban entre los brazos de los abuelos cuando no se hacían los deberes o volvíamos de la calle con la ropa sucia después del "picado".

Como no recordar a quienes estuvieron dispuestos a protegernos, cuidarnos y también a enseñarnos mientras comenzábamos formar nuestra adolescencia y construir los primeros sueños.

Entre tantas imágenes que nos remiten al pasado están los abuelos que se pasaban la noche esperando algún nieto trasnochado para que los padres no se enteraran.

Fueron los abuelos quienes construyeron los primeros juguetes o la cuna de madera que luego pintaban de cualquier color sin tener en cuenta que el plomo era perjudicial para la salud.

Como olvidarnos de la vieja y querida Singer donde la abuela remendaba y confeccionaba toda la ropa familiar para las cuatro estaciones.

Por lo general eran los abuelos quienes nos acercaban los primeros libros d cuentos infantiles que recreaban nuestra imaginación.

Por allí andaban "Caperucita Roja", la "Cenicienta" o "Blanca Nieves" que conjuntamente con otros relatos iban alimentando nuestra imaginación.

Mientras los recuerdos fluyen van desfilando situaciones y costumbres que integraron el mundo mágico de los abuelos.

Por allí aparecen los famosos abanicos multicolores cuya utilidad y calidad estaba vinculada a la situación social y a las circunstancias en que debían usarse.

Existían abanicos para la casa, para llevar al circo, a los velorios y para ir a los bailes. Como olvidar al abuelo campesino casi alfabeto que venía desde Cebollatí para llevarnos a las vacaciones rurales.

Por allí también estaban los baúles donde era muy fácil encontrar viejas cartas de amor que atestiguaban alguna relación sentimental no siempre cristalizada con el matrimonio.

También estaban las revistas que atrapaban nuestras vacaciones; Caras y Caretas, Patoruzú, el Gráfico, Billiken, y El Hogar con notables colaboraciones de Horacio Quiroga.

¿Se acuerda abuelo? cuando el 8 de mayo de 1945 el Reporter Esso anunciaba por los micrófonos de Radio Farroupila la rendición incondicional de Alemania, poniendo fin a la guerra mundial.

¿Se acuerda abuelo? que por aquellos años se nacía, se moría y lo velaban en su propia casa. Hoy todo ha cambiado.

Los que pueden nacen y mueren en el sanatorio, los otros nacen en los hospitales y mueren en algún hogar de ancianos, solos y olvidados…aunque el almanaque nos diga que el 19 de junio festejamos el DIA DEL ABUELO.

LA TERCERA EDAD

En la antigüedad era común que algunas sociedades reverenciaran y otorgaran cuidados especiales a los integrantes de la tercera edad, integrándolos en algunas oportunidades al mercado laboral.

También debemos señalar que otras sociedades eliminaban a los viejos por el solo hecho de que los años los transformaban en un elemento de incomodidad dentro del grupo familiar.

Sin embargo en la actualidad existen movimientos internacionales que trabajan a favor de la vejes señalando que la sociedad debe ser para todas las edades.

Datos recientes de las Naciones Unidas establecen que los indicadores sociales están apuntando para un paulatino envejecimiento de la población mundial, aconsejando la implantación de nuevas políticas de socialización y valoración del anciano.

Durante las primeras décadas del siglo pasado los ancianos eran depositarios y guardianes de las experiencias y tradiciones que suplantaban sus limitaciones físicas.

Se ha comprobado que estas características indican que los ancianos deben ser valorizados al margen de su imagen estética, aunque el mercado laboral le sigue negando sus derechos.

Poco importa su presencia, su formación cultural ni su experiencia en distintas actividades privadas.

La edad está relegando su voluntad, su estado físico, su optimismo, su simpatía y su buena educación.

Pasó por el medio siglo y aunque no se quiera deprimir es evidente que puede terminar sin fuerzas para seguir luchando en busca de trabajo.

También en los últimos años ha surgido un nuevo obstáculo para quienes procuran empleo.

Al margen de todas las calificaciones y experiencias que pueda tener para el nuevo cargo, ha surgido como impedimento el hecho de estar mucho tiempo "fuera del mercado".

Un argumento insólito, ya no se trata de la edad, la tenencia de hijos pequeños ni la falta de experiencia.

Como se pretende que mucha gente no esté fuera del mercado, si hace mucho tiempo que integra el núcleo de desocupados.

http://www.uruguayinforme.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario