SEGUIDORES

Buscar este blog

sábado, 9 de julio de 2011

SAN JUAN, NOCHE DE FIESTAS P 3

LA MÁGICA NOCHE DE SAN JUAN

La noche de San Juan es mágica y está cargada de energías. Un momento perfecto para deshacerse de lo viejo y abrirse a nuevos horizontes y a nuevos deseos.

Este próximo 23 de Junio se celebra la "verbena de San Juan", coincidiendo o casi, con el solsticio de verano que en realidad será el 21 de Junio. Nosotros lo celebramos siguiendo la tradición de nuestros antepasados griegos y romanos, con grandes hogueras en las que se queman los trastos viejos que niños y jóvenes recogen por las casas. Estas hogueras se acompañan con una gran cantidad de pirotecnia, la mayoría destinada a hacer todo el ruido posible. De los romanos es la costumbre de saltar por encima de las brasas tres veces para conseguir salud y felicidad.

Tradiciones en la noche de San Juan

La noche de San Juan es tradicional comer "La Coca de San Juan", un dulce hecho de bizcocho o brioche, adornado con fruta confitada y piñones. Seguramente es el recuerdo de algún antiguo rito dedicado al sol, ya que antiguamente las cocas eran redondas y con un agujero en el centro tratando de recordar al disco solar. En principio estaban hechas con masa de pan a la que se añadía azúcar y piñones. Más tarde al establecerse las pastelerías, mejoraron su calidad y se las decoró con frutas confitadas y piñones.

La tradición es comer la coca de San Juan al aire libre porqué según se cuenta, comerla dentro de casa trae mala suerte. Ahora la acompañamos con un buen cava bien fresquito, pero antes se hacía con vino dulce que aquí llamamos "moscatel" y los más atrevidos brindaban con aguardiente.

Otra costumbre heredada de los romanos era salir la noche de San Juan a coger hierbas medicinales, en especial verbena, a la que se atribuía grandes poderes por ser esta una noche mágica. Posteriormente y ya en época cristiana, con las hierbas se confeccionaban cruces que se colgaban en las puertas de las casas para preservarlas de todo mal. Al año siguiente se quemaba la cruz en la hoguera sustituyéndola por otra nueva.

Rituales mágicos para la noche de San Juan

La noche de San Juan es una noche mágica en la que el fuego como elemento purificador es el protagonista. Los trastos viejos quemados en las hogueras significan la necesidad de eliminar todo lo que nos sobra. Ese es el propósito de este sencillo ritual para el que no es imprescindible hacer una hoguera, el elemento fuego puede ser una barbacoa e incluso la llama de una vela.

Hay que escribir en un papel blanco todo lo negativo que se quiere dejar atrás y en otro papel lo que se desea conseguir. Antes de medianoche se debe de quemar el papel con lo negativo esparciendo al viento las cenizas. El papel de los deseos hay que guardarlo en una caja hasta la próxima noche de San Juan momento en que se verá cuantos deseos se han hecho realidad.

También el agua es un elemento importante en esta mágica noche de San Juan. Uno de los rituales si se está cerca del mar, consiste en bañarse a las doce de la noche dejando que el cuerpo reciba nueve olas para conjurar la buena suerte y la fertilidad.

Otro ritual consiste en dejar a la luz de la luna un cuenco con agua de manantial lo más pura posible. Por la mañana hay que lavarse la cara con ella. La creencia es que este agua de luna protege y rejuvenece a quien la utiliza.

Los rituales han acompañado al hombre desde siempre, tiene un valor simbólico y están basados en alguna creencia religiosa, o de otro tipo. En Europa se tienen referencias de actos rituales practicados por los antiguos celtas. Al realizar un ritual se ponen en marcha una serie de energías que buscan activar las fuerzas mágicas del universo para que nos ayuden a cambiar una situación o a conseguir nuestros deseos.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario